25 septiembre 2012

neohombre

La bestia por antonomasia, sin duda. Tiene un poco de todas y es complicado caracterizarla pero hoy señalamos la capacidad que tiene para tropezar y tropezar hasta la saciedad con la misma piedra. Siempre que camina deja espacios para que le pongan la piedra. Las piedras se las ponen a su vez otros neohombres y habrá que ver si estos son conscientes de que las ponen o son así de tontos.